Para las familias

COMPOSICIÓN Y FUNCIONES DE LOS EQUIPOS ESPECÍFICOS DE TRASTORNOS GRAVES DE CONDUCTA (Orden de creación de los EETGC)

anagramaLos Equipos de atención al alumnado con trastornos graves de conducta están compuestos, cada uno de ellos, por profesores de la especialidad de Orientación Educativa y Técnico de Servicios a la Comunidad, sin perjuicio de la posibilidad de incorporar profesionales de otro perfil que complementen la intervención educativa específica que pueda requerir este alumnado en base al análisis de necesidades que realice la Administración educativa.

Son funciones de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica Específicos de Atención al Alumnado con Trastornos Graves de Conducta:

a) Participación coordinada junto con los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica y los Departamentos de Orientación de los centros, en la identificación y evaluación psicopedagógica del alumnado, en la propuesta de escolarización, así como en el proceso de cambio de etapa educativa para dar respuesta a las necesidades del alumnado con trastornos graves de la conducta. Informando y orientando al profesorado y a las familias sobre cada uno de estos procesos.
b) Asesoramiento a los centros educativos y a los profesionales de la educación sobre las estrategias más adecuadas a nivel metodológico, organizativo, así como de los procedimientos eficaces para la adecuación de las conductas que estructuren la respuesta educativa al alumnado con trastornos graves de conducta. Esto conlleva también la colaboración en los procesos de planificación, seguimiento y evaluación de las adaptaciones curriculares significativas de este alumnado.
c) Programación de actuaciones de carácter preventivo desde las etapas más tempranas, a través de la introducción de programas preventivos de carácter global que favorezcan actitudes prosociales de forma sistemática en el alumnado.
d) Promoción de actividades de información y formación a las familias para dar respuesta a las necesidades educativas de este alumnado en el contexto familiar, en colaboración con otros equipos y/o departamentos de orientación.
e) Identificación de la población del alumnado con necesidades educativas especiales asociadas a trastornos graves de conducta correspondiente al ámbito geográfico de intervención asignado al equipo, sus recursos y necesidades.
f) Coordinación con otros servicios educativos, de salud y sociales.
g) Difusión entre los centros educativos y las familias sobre los signos de alerta y manifestaciones de las alteraciones y trastornos graves de conducta con el objetivo de facilitar la detección e intervención temprana.
h) Orientación a las familias y a los centros en la adopción de medidas para favorecer la colaboración entre ellos.
i) Colaboración con las distintas Administraciones Públicas y otras Instituciones en lo relacionado con la atención al alumnado con trastornos graves de conducta, en campañas de sensibilización, programas de investigación y programas de formación permanente.
j) Colaboración con los Centros de Profesores y Recursos en el diseño y desarrollo de actuaciones de formación en el área de los trastornos graves de conducta, para todos los agentes de la comunidad educativa, con el fin de mejorar la atención global a este alumnado.
k) Cualesquiera otras que para el cumplimiento de sus fines determine la Administración educativa.